13 de julio de 2015

La brisa del sueño


¿Qué fue antes el silencio o la brisa del sueño? 

Hacía un ratillo que los dos mayores bromeaban. La pequeña, que aún no puede, intentaba hacerse entender balbuceando palabras sueltas aprendidas de sus hermanos y el padre, ay, se acurrucaba en un rincón llamando de vez en cuando al sueño a los pequeños con suaves y vacías amenazas. 

El padre se durmió y cuando unos minutos después abrió los ojos ya se había obrado el milagro y pensó que debía ser eso, una brisa, que surgida de una dimensión mágica había barrido la habitación llevándose a sus pequeños al mundo de los sueños infantiles. 



©2015, F.J.Samanes