9 de diciembre de 2016

Knights of Sidonia vs No hará Calor en Esperanza



No soy un gran aficionado al manga o al anime. Vamos que no tengo mucho conocimiento del tema, pero me gustan las series de animación japonesas, sobre todo las de ciencia ficción, y tengo a AKIRA por una de mis películas favoritas.
El hecho es que recientemente me animé a ver una serie llamada Knights of Sidonia.
Sidonia es una nave generacional en la que viven medio millón de humanos y fue construida a partir de los restos de la Tierra destruida por una raza alienígena, los Gauna.
Sidonia surca la galaxia sin un rumbo ni un destino fijos y las vidas de sus ciudadanos, su cultura y sus costumbres, a pesar de que han transcurrido mil años, son las mismas que las que tenía, en la Tierra, la generación original que escapó de la destrucción planetaria. Eran japoneses.
No hará calor en Esperanza (¡Vamos! pincha en el enlace) también está ambientada en una nave generacional, la Nueva Santa María, y las soluciones tecnológicas planteadas son similares: el uso de cuerpos celestes como base para la construcción de naves espacial, sus estructuras resistentes a las fuertes aceleraciones, el uso de la vegetación.

Sidonia

La Nueva Santa María

Dentro de esas naves se construyen edificaciones y la inspiración arquitectónica es la de la cultura de origen. Al menos en Sidonia, supongo que por la falta de espacio, las casas parecen tan pequeñas como las japonesas.







Será por deformación profesional pero lo que más me atrae de los dibujos japoneses es la representación arquitectónica y urbanística.

En lo social se mantienen las tradiciones: La forma de vestir, la gastronomía, las fiestas, religión.

En fin, que hay muchas similitudes. En mi historia lo planteé desde el punto de que si se trata de hacer soportable la convivencia y para que funcione una pequeña sociedad en un espacio reducido, no está de más aferrarse a las costumbres y a la cultura de origen. Parece que en Knights of Sidonia sucede algo parecido. Es lo lógico ¿No?






©2016, F.J.Samanes



No hay comentarios :